coffee-quality


Un café excepcional solo puede provenir de granos excepcionales.

Los granos arábica de Starbucks no son iguales a los granos arábica habituales. En cada etapa, nos centramos en los detalles para asegurarnos de que nuestros granos cumplan con los máximos estándares de calidad. ¿Cómo lo logramos? Agradecemos tu interés.

1

Vamos a los lugares donde se encuentran los mejores granos: las montañas.

Los mejores granos se cultivan a mayores altitudes. Las noches frías y los días cálidos generan granos más densos. Y, al ser más densos, tienen un sabor más profundo, más complejo. Pruébalos en cada taza de café Starbucks.

coffee quality 1

2

Nos comprometemos con la calidad de todos los cafés

Por este motivo, si podemos ayudar a un agricultor a cultivar mejores granos, lo haremos. Cualquier agricultor, en cualquier lugar. Para ello, contamos con centros de ayuda para agricultores en cuatro continentes, donde nuestros ingenieros agrónomos prueban suelos, examinan muestras y brindan asesoramiento gratuito a todo agricultor que lo requiera.

coffee-quality-2
 
3
 

Cultivamos relaciones muy arraigadas

El futuro del café está ligado al futuro de los caficultores. Por eso cuidamos esas relaciones del mismo modo que los agricultores cuidan sus granos. Nos esforzamos para que los agricultores obtengan un precio justo y para aseguramos de que todos los miembros de la comunidad se beneficien a partir de la industria del café. El resultado se refleja en un mejor sustento para los agricultores y mejores tazas de café para todos nosotros.

coffee-quality-3

4

Somos muy exigentes con la cosecha.

Solo cosechamos las bayas de café cuando logran el punto justo. Es decir, rojas, maduras y perfectas. Posteriormente, las clasificamos una y otra vez según el tamaño, el color y la densidad. ¿Cuál es nuestra tolerancia por defectos? Ninguna. Algunos podrían considerarlo una obsesión. Nosotros preferimos llamarlo un excelente café.

coffee-quality-4

5

Catamos una y otra vez.

Probamos más de 1000 tazas de café por día para verificar que tengan el sabor superior que todos nosotros (incluido tú) esperamos. Cada lote de café se cata al menos tres veces antes de su aprobación, de manera que cada vez que des un sorbo de café Starbucks®, será un sorbo que te fascinará.